ACIPA denuncia que los problemas de La Regalada no se arreglan con seguridad privada

Según el portavoz Jesús Mario Blasco, «los vecinos afectados siguen teniendo la sensación de que sus denuncias y reclamaciones caen en saco roto«.

Fuente: ACIPA

La empresa adjudicataria Sasegur SL se ha hecho, de nuevo, con el servicio de vigilancia de la zona de La Regalada en Aranjuez. En concreto, este servicio lo presta un vigilante sin arma durante 4 horas diarias en turnos alternos, de lunes a domingo, con un vehículo rotulado de apoyo para los bloques Florida I y II y bloque valera.

Jesús Mario Blasco, Concejal Portavoz de la Agrupación Ciudadana Independiente vuelve a lamentar que la solución a los problemas que padecen los vecinos no haya llegado aún después de años denunciando la situación que viven. Los afectados siguen teniendo la sensación de que sus denuncias y reclamaciones caen en saco roto, chocando una y otra vez con las buenas palabras e intenciones por parte de nuestros gobernantes pero sin ver soluciones definitivas que les ayude a vivir en paz”.

El portavoz independiente añade, además, que “han pasado más de cuatro años desde que todos los Grupos políticos con presencia municipal acordasen trabajar conjuntamente para acabar con los problemas de convivencia existentes en la zona. En la pasada legislatura con el Partido Socialista, en esta con el Partido Popular. Nuevamente nos topamos con unos bienes dependientes de Patrimonio del Estado, como también lo son los del Mar de Ontígola o como los Cuarteles de Guardias Walonas y Españolas. Y como sucede en estos anteriores casos, el estado de conservación del inmueble es peor que lamentable”.

Desde ACIPA piden que «se tomen cartas en el asunto y se exija a la propietaria de los inmuebles que ponga una solución a los problemas que padecen los vecinos. Esperamos la respuesta de las administraciones, de Segipsa (Sociedad Mercantil Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio, M.P.S.A.) y Patrimonio del Estado. Es un compromiso adquirido con los vecinos hace más de 4 años, y hay que demostrar que estamos aquí para algo. Si el diálogo institucional no funciona, habrá que recurrir a los tribunales sin que nos tiemble el pulso».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *