“Confío en la iniciativa popular para poder dar la vuelta a la situación cultural que vivimos”

Pocas personas habrá hoy día que sientan tanta pasión por su trabajo como Daniel Rovalher (1979, Aranjuez). Artista con mayúsculas, amante de su ciudad y con interesantes ideas culturales, charlamos con Rovalher sobre sus proyectos más inmediatos, la compañía de teatro ‘Ron Lalá’ y del presente y futuro de la cultura ribereña.

Fuente: Aranjuez Hoy

Conseguimos compartir un café templado con el actor, músico, cantante y orgulloso arancentano, Daniel Rovalher (1979, Aranjuez). A cuatro días de comenzar los ensayos de su próximo espectáculo y sumergido en la preparación de varios eventos locales, hablamos de cultura, de gestión cultural, del pasado y presente de una ciudad brillante pero que, actualmente, cojea en visión y apuestas culturales. 

Pregunta: Hablemos de lo más inmediato, el Poetry Slam que se celebra el próximo sábado, 19 de junio.

Respuesta: Es una edición piloto, entendido como la fórmula Poetry Slam Madrid que ya viene celebrándose hace algún tiempo en la capital. Detrás de esta aventura, también está Paula Casales, hija de Félix Casales, fallecido hace un par de meses y que era un activo cultural muy importante de Aranjuez. Un día me llama Paula y me dice: “Dani, hay un sitio en casa de mi madre, que es enorme. Lo dejamos diáfano y podemos hacer formación, cursos, espectáculos…”. Queríamos hacer algo antes de verano, y surgió la idea del Poetry Slam Aranjuez, porque Paula conoce muy bien esta actividad, ya que ganó el último concurso celebrado en Madrid.

Participarán 12 poetas en esta primera edición del Poetry Slam Aranjuez

Así que visité la casa, ese precioso jardín y decidimos convertirla en el espacio artístico Félix Casales, como homenaje al padre de Paula. Participarán ‘poetas domésticos’ como les llamamos nosotros, que tienen un talento escondido y así daremos vida a ese espacio al aire libre con una iniciativa popular. Además, cumpliremos con toda la normativa covid-19 vigente en estos momentos y habrá aforo limitado. Nos acompañarán dos poetas invitados de Madrid y la actuación de ‘Improlegos’. Tenemos muchas ganas. 

P: ¿En qué momento actual nos encontramos en materia de cultura local?

R: Tengo la sensación de que se ha instalado una obsolescencia programada. Parece que nada se queda instaurado, por tanto, se pierde la consciencia de cómo se hace en esta ciudad para que algo cultural o tradicional, prolifere. No entiendo por qué Aranjuez no lucha por un sello propio. Siempre me pregunto qué sería de Aranjuez sin su patrimonio histórico. Hay pueblos o ciudades que no tienen ese potencial, pero tiene una tradición brutal, teatros, actividades en la calle…

En Aranjuez somos muchos los agentes culturales activos, pero estamos como cojos, apagados. Pero si sumamos todo eso, ¡madre mía todo lo que hay en la ciudad! Aranjuez tiene historia de sobra, y si algo es Aranjuez es Cultura.

P: ¿Por qué la cultura no está siendo bien tratada y no se considera un pilar fundamental de la ciudad?

R: Me da la impresión de que estamos en una especie de estado de confort. Como si el turismo en Aranjuez fuera venir a comer y ver los cuatro sitios bonitos. Tengo la suerte de viajar mucho y conocer gente, y me dicen: “Estuve en Aranjuez, comí genial y qué bonitos los jardines”. Y yo siempre me pregunto: ¿Pero viste algo de teatro, fuiste a algún concierto? Porque también me encuentro con esa otra parte que me dicen: «Fui a Aranjuez, me apeteció ir a un concierto por la tarde y no vi un santo sitio».

Aranjuez es Joaquín Rodrigo, emblema musical universal, es también otros artistas que han dejado su huella y han venido a esta ciudad a inspirarse… Pero luego vienes y la realidad no es esa. Vienes, te das cuatro paseos, te tomas un café y comes genial, porque tenemos una huerta y hostelería maravillosas. Perfecto, sí, ese tejido de hostelería y paisaje natural patrimonial lo tenemos bien. ¿Pero y el resto? Tenemos La Nave de Cambaleo cerrada, el Centro Cultural cerrado, la Universidad Popular renqueando, techos que se caen… Te habla un poco del estado arquitectónico y da pistas de cómo se ha cuidado. Se cuida lo que tiene inercia.

En los años 80 y 90 la calle estaba viva y, en fiestas, la ciudad era un hervidero. Había muchos espacios festivos como Alfa Aranjuez, el concurso de guisos, el festival de cortos, etc. Todos han desaparecido.

Además, se une la falta de apoyo a la iniciativa popular. Mira las fiestas patronales, que no se viven como en otros pueblos o municipios. San Fernando o el Motín, por ejemplo. Tienes el patrón de tu pueblo. ¡No es cualquier cosa! ¡Es el patrón! En otros sitios se protege esa tradición, se pelea porque eso se cuide, porque se perpetúe en las escuelas. Aquí tenemos historia y los niños y niñas deberían saber quién es Joaquín Rodrigo y, por ser Aranjuez y vivir aquí, deberían conocerlo.

P: ¿Y el futuro más inmediato? ¿Se le conseguirá dar la vuelta a la situación?

R: A mí en la vida me mueve este trabajo. Te montaría una obra ahora mismo encima de la mesa. ¡Pero es que soy así! El cuerpo me lo pide. Y tengo la suerte de encontrarme con mucho ‘loco’ y organizar y montar cosas. Confío en el pueblo. O la gente le da la vuelta a esto, o no se puede recuperar. Ojalá haya más manifestaciones. Ojalá no sea una vez cada mes. Que sea todos los días. Y eso depende de la gente. El mundo lo lleva el ser humano.

P: Ron Lalá ¿cómo se encuentra? ¿En qué medida os ha afectado la pandemia?

R: Somos seis socios en la empresa, tenemos técnicos empleados, un local, flota de vehículos y tuvimos que hacer un ERTE en el Estado de Alarma. Como otros tantos. La pandemia nos llegó finalizando una obra de estreno que comenzamos el 14 de febrero de 2020 y terminamos el 8 de marzo. Ahí ya se oían cosas del virus. El 13 empezábamos gira en Logroño, que, en nuestro caso, duran año y medio, y se tuvo que cancelar. Y el siguiente, y siguiente,… y paramos durante 4 meses.

Pero en julio teníamos actividad en Olite (Navarra) que pudo salir, gracias a la valentía del sector cultural, con el Festival de Teatro Clásico. Rehicimos el espectáculo y revisamos todo por la situación en la que nos encontrábamos. ¡Íbamos con guantes y botes de gel por todos lados! Finalmente salimos, y la sensación fue como ser un convoi de ayuda humanitaria que va a Gaza. A hacer lo que podíamos para mejorar un poco la vida de la gente. Alegrarles el día.

Después fuimos a Almagro. Y no hemos parado desde verano pasado. Con algunos inconvenientes por restricciones y demás, pero hacíamos funciones. Fue la gira del tupper, completamente solos por la autovía. Pero hemos trabajado. Una suerte.

 

El próximo lunes, 14 de junio arrancarán los ensayos de un nuevo espectáculo que se estrenará en febrero de 2022. Les toca compaginar la gira actual de ‘Juan Rana’ y la preparación del estreno del próximo año. Un calendario completo en el que esperan dar lo mejor de sí mismos, como en todas sus actuaciones. Ilusión, entrega y pasión no les falta y el éxito y buena acogida del público se los traerán consigo de vuelta a casa. De eso no hay duda. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *