El jazz que nace a orillas del Tajo

Aranjuezz Jazz Band está cerca de celebrar su primer cumpleaños. En plena pandemia, la banda trabajó intensamente para saltar a las calles de Aranjuez después del verano, con un completo y atractivo repertorio que ha animado a turistas y ribereños desde un rincón especial, junto al Jardín de la Isla.
En ARANJUEZ HOY nos acercamos a este peculiar estilo de jazz y charlamos con algunos de sus músicos.

Fuente: Aranjuez Hoy

«Somos músicos con más de 25 años de experiencia. Somos profesionales. Tenemos un bagaje bestial». Alejandro González ‘Capu’ no podría haber encontrado una mejor carta de presentación para Aranjuezz Jazz Band. Él es su guitarrista y junto con otros cinco integrantes más forman esta banda ribereña, nacida en septiembre de 2020. «La idea llegó por Luis Zenner. Nos juntamos todos y empezamos el proyecto volcándonos mucho y de forma rápida. Nos pilló en pandemia. Teníamos tiempo y pudimos echarle horas de estudio y crear un repertorio amplio. Ha sido en tiempo récord», cuenta Almudena Santos, la voz del grupo. 

Acompañan a Alejandro y Almudena en sus actuaciones, Flor Goldstein, Saxo y Soprano; Alejandro Pérez, trombón, armónica y voz; Ceci Nocillo, WashBoard y Moisés Jiménez, tuba. Con ese colorido instrumental saltan a la calle para brindar al público un estilo de jazz peculiar, como apunta Almudena, «más rítmico, más callejero». «Además – explica con entusiasmo – empleamos instrumentos llamativos, brillantes, bonitos».

«Nuestra idea es alcanzar nivel profesional; queremos que este grupo pueda llegar a donde pueda llegar». 

El temor de tocar en la calle estaba, pero aseguran que la acogida ha sido extraordinaria, tanto por parte de los vecinos y vecinas y turistas, como de los hosteleros de la zona en la que actúan. Una ubicación estratégica y privilegiada, junto al Palacio Real de Aranjuez, en un lateral del Jardín de la Isla. «La gente cuando nos ve en la calle, en ese rincón tan bonito y adecuado para lo que hacemos, nos preguntan, se paran… como no hay tanta oferta en la ciudad, llama la atención y se aprecia. Es una alegría pasear por un lugar histórico y encontrarte con esta música.», comenta Almudena.

Del Misisipi al Tajo

El jazz no es un estilo de música tan conocido, ni tan apreciado o valorado por el público de a pie. Y aún menos, verlo asiduamente en las calles, salvo que se enmarque en algún festival específico. Pero estos ribereños, apasionados de la música, han hecho un esfuerzo enorme para adaptarse al jazz, bucear en los sonidos de Nueva Orleans, trabajarlo en su local de ensayo y llevarlo a las calles de Aranjuez. «Nuestro grupo es de corte callejero y acústico. Es como transportar el Misisipi al Tajo», asegura Alejandro Pérez.

Aunque las actuaciones a pie de calle son una de sus señas de identidad, no pueden ocultar su alegría cuando hablan de una de sus próximas actuaciones. «Estamos felices de poder actuar en el Teatro Real Carlos III de Aranjuez a mediados de octubre. Hacemos un llamamiento para que se llene. Va a ser un conciertazo», asegura Alejandro ‘Capu’.

Si no tuviéramos la calle estaríamos más desmotivados. Somos una banda de calle. 

Esta actuación tan especial les llega soplando su primera vela de cumpleaños. «No será igual que en la calle; el intimismo que se genera en el escenario, el repertorio que hemos ampliado… y alguna que otra sorpresa. Nos ha llegado el primer aniversario de la banda con este regalo», añaden. 

En septiembre-octubre otra actuación en Tres Cantos, además de algún bolo, boda o «lo que surja». La agenda del grupo tiene cabida para «tocar donde sea y colaborar en todas las actividades que se promuevan, como lo hicimos con la Red Solidaria Zerrillo y La Nave Cambaleo».

«Hay nivel musical y hay que darle salida»

Desde Aranjuezz Jazz Band creen que el flamenco, el rock & roll, el heavy metal, todos los estilos musicales pueden saltar a la calle, y con ellos fomentar festivales. «En Aranjuez hay mucha música y músicos muy buenos. Es una pena que no se fomente. Hay nivel y hay que darle salida», reconoce convencido Alejandro ‘Capu’.

Sobre la falta de espacios culturales que actualmente padece la ciudad, creen que «la reconstrucción del Farnesio es algo vital, el patrimonio de Aranjuez está muy deteriorado y hace falta recuperar los espacios culturales que se han visto dañados. Los grupos lo pasan mal para salir adelante».

Alejandro ‘Capu’ apunta, sin embargo, que «dentro de la situación pandémica que estamos viviendo, creo que se están promoviendo interesantes iniciativas desde el ayuntamiento, desde el ámbito privado y desde las asociaciones culturales. Pero está claro que falta; lo ideal sería que Aranjuez tuviera una agenda cultural llena todos los findes de semana«. Además, recuerdan, que «perder un espacio como Cambaleo sería horrible».

 

 

 

 

 

 

 

Un comentario en «El jazz que nace a orillas del Tajo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *