El pequeño comercio, el superviviente que agoniza

Los comercios del centro urbano están a punto de entrar en la UCI. Pocas personas entran a comprar. Las crisis económicas, el coronavirus… acontecimientos que empujan a muchos comerciantes a sobrevivir. «El futuro lo vemos negro».

Aranjuez no se puede entender sin su patrimonio cultural, mundialmente conocido y por lo que año tras año visitan la ciudad miles de personas. Pero también esta ciudad, al sur de la Comunidad de Madrid, es más que eso. ¿Qué pasa con los comercios? ¿Acaso no son parte activa del desarrollo urbano, social y económico? Tomamos la temperatura a algunos de estos establecimientos.

Paloma Leiva lleva 10 años al frente de una zapatería infantil. Pasitos. En pleno centro de Aranjuez, calle San Antonio. «La gente de aquí no compra en esta ciudad. Se va a los centros comerciales. Y allí, no encuentran productos de calidad como los que tengo en la tienda», nos cuenta Paloma, quien ha tenido que aplicar un ERTE al otro empleado debido a la crisis del coronavirus. «Claro, 2020 ha sido un año malo, pero esto no es de ahora. Las ventas han ido a peor en los últimos 10 años, desde que estoy en la zapatería», asegura. 

Las cifras están ahí y nos las confirma: 20.000 euros en pérdidas el pasado año. «¿Qué como se afronta esta situación? Pues tomando lexatin. Es muy duro, y ves que se va generando deuda, que no entra gente a la tienda… ¡llevo 3 sábados abriendo y no entra nadie!». «Nos vemos desamparados por el Ayuntamiento; no hemos recibido la ayuda que anunciaron a finales de año, aunque es una cantidad mínima, para pagar facturas y poco más», nos explica, papeles en mano, con anotaciones y números.

Reconoce que en Aranjuez sólo compra la gente de fuera, de los alrededores, gente que viene con la cartera llena, que viene a hacer un regalo a la nieta. Se bajan del coche, entran y compran unos zapatos. Le preguntamos si cree que haría falta un nuevo diseño de ciudad, en el que el comercio esté a la cabeza y si piensa que peatonalizar podría ser una alternativa eficaz. «¿Calles peatonales?… Sí, no estaría mal, pero hay que habilitar esos aparcamientos que están cerrados, porque la gente sigue viniendo en coche, y sobretodo, los de fuera de Aranjuez». Antes de salir de su tienda (casi 40 minutos de entrevista y sólo una clienta ha entrado y no ha comprado), Paloma nos recuerda algo: «Aranjuez lo han hundido por completo»

Hijos de Carmelo Sánchez nace en 1963. FOTO: Aranjuez Hoy

Nos acercamos a un comercio con solera. En la calle Almíbar. De los de toda la vida. Hijos de Carmelo Sánchez. Fundada en 1963. Al otro lado del mostrador, la segunda generación. Hablamos con Luis. «El pequeño comercio desde 2008 está en vías de extinción. Las grandes superficies, el comercio online… eso nos ha hecho realmente daño», asegura. Trabajan con materiales de limpieza, desinfección, así que el 2020, entre abril y mayo, no fue excesivamente malo a lo que a ventas se refiere. Hubo una creciente demanda de estos productos. «En nuestro caso volvimos a caer cuando los centros comerciales reabrieron sus puertas», apunta Luis, mientras observa el trasiego de clientes que entran a su tienda.

Nos defendemos como podemos, con productos que otros establecimientos no tienen (ácidos, sulfatos…). A pesar de eso, cuesta que la gente se pare y entre a preguntar. Antes no pasaba eso; entraban, preguntaban, oye cómo se hace este jabón, lo otro… ahora, directamente entras en Internet y lo tienes todo hecho», explica Luis. El desanimo es latente mientras charlamos. «Ahora es cuando necesitaríamos ayudas directas. Si te das una vuelta por el centro mira lo que ves: se alquila, se vende… así estamos. Pero hay que estar al pie del cañón e intentar sacar esto adelante como sea».

Locales del centro, cerrados. FOTO: Aranjuez Hoy

El 2021 no lo afrontan con optimismo. «Hemos empezado el año bastante mal; a raíz del temporal hemos estado prácticamente parados sin facturar nada. Esperamos que remonte un poquito y que venga el buen tiempo que, en nuestro negocio, es lo que nos interesa para levantar cabeza», afirma Luis, con una tímida sonrisa.

La veteranía y la juventud, dos caras de una misma situación

Mari Carmen Reina nos saluda desde un almacén lleno de ropa de bebé. Es la dueña de Mafalda, una de las tiendas de ropa infantil con más trayectoria comercial en Aranjuez. «Internet hace polvo al pequeño comercio, sí, pero también la poca promoción que se hace de Aranjuez», nos cuenta, asegurando además la poca unión que hay entre los comercios de la ciudad. «Se ha ido la industria y Aranjuez cada día tiene menos gente, no tiene poder adquisitivo además».

En este comercio contaban con un fondo estructural con una cantidad relevante de dinero, que, de 5 años aquí han tenido que utilizarlo íntegramente. «Yo he tenido que poner dinero en la tienda», nos afirma Mari Carmen. Insiste en la importancia de traer Industria a Aranjuez, por la riqueza que trae y porque repercutiría favorablemente en los comerciantes. «Entre Patrimonio y la Comunidad de Madrid nos tienen ahogados, y el Ayuntamiento que no pone las cartas sobre la mesa».

En relación a las ayudas que el Ayuntamiento iba a destinar a PYMES y Autónomos, dentro del Plan de Recuperación de la ciudad de Aranjuez, Mari Carmen es contundente: «Aún no las hemos recibido y tan sólo son para cubrir facturas de luz, teléfono,… Yo no sé si voy a resistir este trimestre. Ya no pongo más dinero… no…», y no puede continuar por la emoción al recordar que son ya casi 40 años al frente de esta tienda.

Ubicada en la calle Stuart, frente a Mafalda hay unos 5 locales totalmente cerrados y en un estado de abandono importante. «Aranjuez no se puede permitir tener eso así, el Ayuntamiento debería meter mano, porque la gente que pasea por aquí, que esto es el centro, ve esas tiendas en ese estado ruinoso… ¡qué imagen!».

Sara lleva un año al frente de una tienda de regalos personalizados para eventos. Tu Detalle Original. Un año marcado por el coronavirus. «2020 ha sido un año duro, muy duro. Se nos paralizó todo en marzo: campaña del Día del Padre, comuniones, bodas… todo». Pero, a pesar de esta situación, Sara lo tiene claro: «A luchar». Las ventas cayeron en torno a un 70-80%. Julio fue el mes de la tímida remontada, gracias a celebraciones de bodas. Coincide con el resto de comerciantes en que el consumo online es la estrella. «He visto en Navidad más movimiento, más ganas por ayudar y comprar en el comercio de proximidad y eso ha sido positivo, algo de luz».

Para este nuevo año las sensaciones son descafeinadas. «Creo que vamos por el mismo camino del año pasado. Algunas madres se han animado a hacer algo por las comuniones, pero muy tímidamente. Y las campañas de febrero y marzo esperamos sacarlas adelante».

Consejo Asesor Comercio y Hostelería

Las pasadas Navidades, el gobierno municipal de PP y Ciudadanos en Aranjuez, lanzó la campaña ‘Volveremos si tu vuelves’, para fomentar las compras en el comercio local. La inversión para esta web ascendió a 5.000 euros. El resultado, según la Delegada de Comercio, Hostelería y Turismo, Nerea Gómez Barrasa, no fue el esperado. «Se daba soporte a todo aquel comerciante u hostelero que quisiera adherirse para publicar fotografías, ofertas… sin embargo, ha faltado vender la idea a los comercios para que se implicasen. El éxito no ha sido el esperado. Esperábamos que mucha más gente se apuntase a este escaparate virtual».

Barrasa afirma que el Consejo Asesor de Comercio y Hostelería se reunirá en este primer trimestre del año, ya que a primeros de 2021 no se ha convocado debido al temporal de nieve Filomena. «No puede pasar marzo sin convocar a este Consejo Asesor». Nuestra idea de ciudad es crear una ‘Marca Aranjuez’, dinamizar el Comercio y la Hostelería, a través de la Cultura.

*En la realización de este reportaje (entrevistas y redacción), no se habían abonado aún las ayudas a PYMES y Autónomos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *