El salón de actos del edificio Cecilio Fernández Bustos debe cerrar por el desprendimiento de parte de su techo

De nuevo, un edificio municipal de Aranjuez, tocado, tras desprenderse parte de escayola en la parte trasera del escenario.

Vuelven a saltar las alarmas (nunca se han apagado) en los edificios municipales de Aranjuez. En la tarde de ayer, parte del techo de escayola del salón de actos del espacio Cecilio Fernández Bustos, en la calle Moreras, se vino abajo, afortunadamente, sin causar daños personales, ya que no se celebraba ninguna actividad en ese momento. Los daños materiales han sido escasos también; la escayola desprendida, en la parte trasera del escenario, tras los telones, cayó sobre unas sillas.

En Aranjuez Hoy nos hemos acercado hasta el lugar del suceso esta misma mañana y hemos podido hablar con el director de la Universidad Popular de Aranjuez, Fernando Saavedra. «Ha venido el arquitecto municipal, ha inspeccionar el lugar y nos ha informado que se debe clausurar el salón de actos, temporalmente», ha dicho Saavedra. 

Se va a proceder a realizar un informe técnico de manera urgente de este edificio, tal y como ha apuntado el arquitecto, después de haber visitado el resto de dependencias en las que se encuentra la delegación de educación, trasladada a la calle Moreras tras el derrumbe del Farnesio, así como la Big Band, que ensayaba en este edificio y que ahora deberá buscar un nuevo emplazamiento. 

El salón de actos, que actualmente contaba con un aforo de 47 personas, debido a las restricciones sanitarias por el covid-19, se clausura desde hoy y se trabaja en buscar otros espacios para reubicar las actividades programadas, como era el caso de la conferencia coloquio «Real Cortijo de San Isidro: su paisaje arquitectónico” a cargo de la Cronista Oficial doña Josefina Freire Ferrero, que se iba a celebrar esta misma tarde a las 19:00 horas y que ha sido cancelada

Este edificio municipal ya fue revisado e inspeccionado tras la borrasca Filomena, como se hizo con el resto de espacios municipales. Sin embargo, es una construcción antigua, que ha presentado goteras y otros problemas en su infraestructura a lo largo del tiempo, y que requiere de un continúo mantenimiento para conservarlo en las mejores condiciones de uso y disfrute

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *