Expertos sanitarios aseguran que es un «sinsentido» tener clausurados los parques infantiles

El 11 de septiembre de 2020 el Ayuntamiento de Aranjuez precintó los parques infantiles. Seis meses después, en Aranjuez Hoy hablamos con expertos para saber si es una actuación que esté justificada por criterios sanitarios.

Aranjuez. 13 de marzo de 2020. Aquel día, a las puertas de la declaración del Estado de Alarma en todo el país, el Ayuntamiento ribereño, precintó todos los parques infantiles y áreas recreativas al aire libre de la ciudad. Por aquel entonces, nadie lo cuestionó. Cerraron los colegios el día 11, los comercios, las empresas se preparaban para bajar la persiana… Y nos enfrentábamos a un tedioso confinamiento, nunca visto hasta el momento. Por lo tanto, la clausura de estos espacios públicos era una medida lógica y comprensible, en cierto modo. 

Sin embargo, cuando llegó la apertura y ‘vuelta a la nueva normalidad’, entre abril y mayo, los parques infantiles en Aranjuez se mantuvieron igual. Precintados. La ciudadanía retomaba poco a poco su rutina laboral, sus compras de alimentación, la práctica deportiva, y a las puertas del verano, vecinos y vecinas podían sentarse en terrazas de bares y restaurantes a tomarse algo. Pero, ¿Qué pasaba con los más pequeños? Seguían sin poder jugar en los parques.

Tras el verano, llegó la vuelta al cole, totalmente diferente a la de otros años. Y, sorprendentemente, el 11 de septiembre el gobierno municipal de Aranjuez toma la decisión de precintar, ¿de nuevo?, los parques infantiles. Y así, hasta el día de hoy, seis meses después, en los que continúan cerrados

Campaña en change.org

Poco antes de Nochevieja, la Red de apoyo a la crianza de Aranjuez, Galactea, inició una petición en change.org solicitando a la alcaldesa de Aranjuez, María José Martínez, la apertura de los parques infantiles. Fue una campaña algo tímida, como reconocen desde Galactea, pero que era necesaria. 

David Sánchez, portavoz de esta agrupación denuncia que se está privando a los menores de sus derechos fundamentales, como son el ocio y esparcimiento. «No entendimos, además, cómo se montaron juegos infantiles en la calle durante la Navidad, en Farnesio, mientras que el parque infantil estaba clausurado. No tenía ningún sentido». 

Galactea, además, fue más allá y puso una queja en la Oficina de Atención al Ciudadano a mediados de diciembre de 2020. La respuesta municipal, a la que ha tenido acceso este medio, fue que, en base a la Orden 668/2020, de 19 de junio, de la Consejería de Sanidad, punto número 3 sobre zonas infantiles y recreativas de uso público al aire libre, se dice lo siguiente: «Deberán aplicarse medidas de higiene y prevención establecida, especialmente en lo que se refiere a proceder diariamente a la limpieza y desinfección de estos espacios….», y desde el consistorio respondieron que «es totalmente imposible que el Ayuntamiento de Aranjuez asuma el gasto de limpiar diariamente los juegos infantiles y garantizar su desinfección».

Y la respuesta por parte de una funcionaria municipal continuaba así: La Orden 1653/2020, de 4 de diciembre, de la Consejería de Sanidad dice que, «Si no es posible garantizar su desinfección en las condiciones adecuadas, se deberán inhabilitar para su uso».

«En la Orden del 4 de diciembre, se recomienda a los Ayuntamientos que haya más espacios para actividades para la infancia durante las Navidades y se ha instalado en la Plaza de Abastos un tiovivo, en el cual se puede tener un control de desinfección a diario, cosa que en las Áreas Infantiles no», explicaban desde la Oficina de Atención al Ciudadano en su argumentación. 

 

Por tanto, la Normativa de la Comunidad de Madrid no prohíbe la apertura de los parques infantiles, lo deja en manos de la administración responsable, en este caso la local, el ayuntamiento. 

Acudimos al Consistorio para conocer la versión del responsable de parques y jardines y Tercer Teniente de Alcalde, José González Granados. El edil asegura que «el cierre de los parques infantiles ha sido una decisión de las autoridades sanitarias que afectó a toda España. Siguen cerrados por salud pública y se abrirán cuando los contagios provocados por el Covid-19 se encuentren bajo control y las propias autoridades sanitarias nos comuniquen que pueden abrirse al público con el menor riego para la salud de nuestros ciudadanos y vecinos de Aranjuez».

No hay base científica para su cierre

Mientras las familias con hijos e hijas menores de Aranjuez ven con envidia cómo municipios de la Región, que también han sufrido el covid-19, cierres perimetrales, etc. van abriendo sus parques infantiles (Alcalá de Henares el 24 de febrero; Colmenar de Oreja, Chinchón…), los expertos en salud pública y pediatras son tajantes: No hay base científica para el cierre de estos espacios.

Desde la Asociación Madrileña de Salud Pública (Amasap) aseguran a Aranjuez Hoy que «estamos en contra del cierre de parques infantiles, por falta de base científica para ello y por los perjuicios que conlleva para la salud física y mental de la población».

Amasap, en un comunicado público del pasado 20 de septiembre, manifiesta que «el cierre total de parques y jardines resulta injusto y contraproducente, pues se trata de entornos de bajo riesgo de transmisión, que servirían para el esparcimiento y la práctica de actividad física de una población cuya movilidad está siendo limitada de forma algo arbitraria, en contraposición a otras actividades de ocio que no favorecen la salud en entornos de mayor riesgo de transmisión, como las casas de apuestas y los locales de hostelería».

Asimismo, Quique Bassat, pediatra, epidemiólogo e investigador ICREA en el instituto ISGlobal y miembro de la Asociación Española de Pediatría (AEP) atiende a nuestra llamada y nos explica que «es un sinsentido el cierre de los parques».

 

 

 

Asegura que en junio de 2020 «no sabíamos cómo se comportaba el virus; no sabíamos si al tocar superficies nos contagiaríamos, pero ya se ha comprobado que el covid-19 se transmite por el aire. Que es 15-20 veces peor estar en sitios cerrados que al aire libre». 

«No ha habido brotes por jugar en los columpios, – explica Bassat – no hay evidencias científicas de que suponga un riesgo estar jugando en los parques. Desde la AEP y, en mi opinión particular, se ha demostrado que son entornos seguros. Además, a día de hoy, sabemos que los niños y niñas transmiten peor la enfermedad». 

Así, a pocos días del 11 de marzo, fecha en la que se cumplirán 6 meses del cierre de los parques infantiles y áreas recreativas de Aranjuez, sabemos, por contradictorio que parezca, que empresas privadas dedicadas al ocio infantil están ya a pleno rendimiento en Aranjuez, adoptando todas las medidas sanitarias que se deben tomar, pero funcionando, en espacios cerrados, y recibiendo a niños y niñas.  

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *